Rupit i el Salt de Sallent

Sin lugar a dudas Rupit es uno de esos pueblos con más encanto de Catalunya, no sólo por sus calles y sus construcciones, sinó también por su entorno. Y es precisamente de su entorno y de la ruta del Salt de Sallent que os hablaré hoy.

Rupit está situado en la provincia de Girona, dentro de la comarca de la Garrotxa.  Y es precisamente en el centro de este pueblo donde nace una ruta preciosa hacia el Salt de Sallent, el más alto de Catalunya, con 115 metros de caída.

Podéis aparcar justo en el pueblo, en una zona de estacionamiento de pago (3 euros todo el día) o aparcar más arriba de la carretera. Después os dirigís hacia el centro del pueblo.

Es una excursión fácil, considero que si los niños son dados a andar, a partir de 3 años la pueden hacer perfectamente. Eso sí, nada de cochecitos. Se trata de una ruta sencilla y de poco desnivel. De Rupit hasta el salto hay poco más de 1,5 km.

Para iniciar la ruta dirigiros a la iglesia, a través del puente colgante, que los niños adoran.

Puente colgante

Des de la iglesia sale el camino que sigue la riera y llega hasta el Salt de Sallent. En la zona de la iglesia encontraréis un cartel indicativo de la ruta, que empieza a mano izquierda.

Cartel indicador de la ruta al lado de la iglesia

El camino es senzillo, aunque hay alguna zona que podéis encontrar enfangada y resbaladiza, y alguna otra pedregosa.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En el transcurso del camino encontraréis diferentes saltos de agua con mucho encanto y una fuente más o menos después de la mitad de la ruta.

Saltant dels Sabaters

Saltants del Rodor

DSC_0558

Fuente de la Pomadera

A paso normal y con niños, en 40-45 minutos habréis llegado al Salt de Sallent, un salto espectacular de agua. Os recomiendo sobretodo visitarlo en épocas de lluvia.

Al final de la ruta, llegaréis a la parte alta del salto, así que vigilad a los niños, pues des de arriba no se ve el salto y podrían caer por el precipicio.

Si tenéis vértigo o vais con niños os recomiendo ver el salto des del mirador que se encuentra al final de la ruta, a mano izquierda, subiendo un poco, no mucho, hacia arriba del camino.

Vistas del Salt de Sallent des del mirador

Des de este punto tendréis también unas fantásticas vistas de la zona:

Podéis regresar a Rupit per el mismo camino, que es lo que nosotros hicimos, o por el otro lado de la riera. Las rutas están bien indicadas.

Y después de la excursión, de regreso ya a Rupit, os recomiendo pasar por el Forn de Pa de l’Era, con sus magníficas “coques” y esa gran amabilidad con la que siempre que hemos ido nos han atendido.

 

Como siempre, podéis preguntarme cualquier cosa relacionada con este ruta.

Anuncios

Salou y alrededores

Si  hay un destino que solemos elegir a la hora de decidir algunas de nuestras vacaciones es, sin lugar a dudas, Salou. Antes de tener al Peque nos decantábamos por viajes más improvisados, lejanos y aventureros, pero una vez con nuestro retoño entre manos hemos optado durante estos primeros años de vida por destinos más prácticos, cómodos, cercanos y con ofertas atractivas para los niños. Destinos que le permitan disfrutar al Peque y nos permita a los padres descansar un poquito del estrés diario.

Salou, des de mi punto de vista, es uno de los mejores destinos turísticos familiares de la costa catalana, con múltiples actividades para realizar con los más pequeños y como no, con Portaventura, un paraíso para niños y mayores.

Aquí os dejo algunas propuestas:

Playas. Salou tiene playas de arena finísima. Quedaréis como una croqueta, pero son muy atractivas para los niños, pues son ideales para practicar cualquier tipo de deporte (fútbol, playa, petanca…), caminar, corretear y hacer castillos, como éste que hicimos:

castillo de arena

Las playas son muy poco hondas, por lo que los niños disfrutan mucho y los padres no sufrimos tanto como en esas playas donde nada más meter la pata ya te cubre hasta la coronilla. La temperatura del agua, de lo más calentita de la costa catalana.

Dentro de la arena encontraréis todo tipo de servicios y equipamientos: hamacas-sombrillas, patines, parque acuático, deportes acuáticos (banana, canoas, donut,…), redes de voley, chiringuitos, duchas, pasarenas, parques infantiles, etc…y todo bien ordenado y sin molestarse unos a otros.

Durante el verano se realizan actividades en las playas o paseo, como yoga, zumba…en la agenda de Salou podréis encontrar toda la información.

Sigue leyendo

Viena

Cuando el papi y yo fuimos el año pasado a Viena nunca nos hubiésemos imaginado que pudiera ser un destino con un tan amplio abanico de posibilidades para ir también de vacaciones con el Peque. Por eso tenemos pensado volver a visitar esta hermosa ciudad, pero esta vez con nuestro hijo, y quiero compartir la información con todos vosotros.

Viena es una de esas ciudades europeas que un día u otro se tienen que visitar, no sólo por su riqueza histórica sinó por su arquitectura, sus grandes calles peatonales y por supuesto, ¡la música! Viena es una ciudad que puedes desde pasar una tarde en una de las mejores óperas del mundo hasta pasártelo en grande en su parque de atracciones o degustar los miles de deliciosos pasteles que inundan los aparadores de sus calles principales.

Pero vamos al grano. Os dejo una pincelada de algunas de las cosas que podéis hacer en Viena con vuestros peques si vais unos tres o cuatro días:

LO INDISPENSABLE:

Ringstrasse. Es una gran avenida circular que rodea el centro de Viena donde se concentran las principales obras arquitectónicas como el Parlamento, Palacio Hofburg y Ópera, y los principales lugares turísticos de la ciudad. Podéis recorrerla a pie o con los tranvías. A lado y lado de la avenida iréis encontrando parques y zonas verdes donde poder descansar un rato, dejar que los más peques se desfoguen correteando o tomar algo. Es muy práctico tener el alojamiento cerca de esta avenida.

Aire libre. El centro de Viena tiene grandes parques con muchísimos bancos y zonas de césped donde poder descansar después de una mañana o de una tarde de caminatas. Allí los peques pueden revolotear a lo grande mientras los papis descansan plácidamente estirados sobre la hierba o en un banco. Además, rodeados de todos esos edificios y esculturas que no dejan indiferente a nadie.

Sigue leyendo

Mercado Medieval de Vic

A principios de diciembre son nombrosos los mercados de Navidad que visitan los pueblos y ciudades. Hoy os voy a recomendar el Mercado Medieval de Vic, que aunque su temática no es estrictamente la Navidad, su ambiente, sus calles y sus distintas paradas son ideales para pasar un día entretenido con los más peques y aprovechar para hacer alguna que otra compra en estas fechas.

Ya son muchos los años que Vic organiza durante el puente del 6, 7 y 8 de diciembre este Mercado y he de decir que año tras año la experiencia les ha hecho conseguir un Mercado Medieval grandioso y muy bien organizado teniendo en cuenta la gran cantidad de gente que lo visita.

Desde que se desdobló la C25 (Eix transversal) el acceso al Mercado Medieval ha mejorado muchísimo, evitando aquellas las largas colas que antes se formaban en esa carretera.

El truco para visitar este Mercado Medieval: madrugar y a las 11 de la mañana ya estar paseando por las calles de Vic.

Sigue leyendo

Andorra en verano

Sin lugar a dudas Andora es uno de esos lugares que te puede aportar, a ti y a toda tu familia, un sinfín de posibilidades para pasar unos días de vacaciones. Montaña, compras, relax, atracciones, esquí…todo en ese pequeño, pero delicioso país situado entre los Pirineos.

Si queréis visitar Andorra con vuestros peques, aquí os dejo algunas propuestas y consejos para hacerlo durante el verano.

Hoteles: Si lo que queréis es tener el “campo base” en la zona con más bullicio, entonces elegid Escaldes, cerquita de todo, de la avenida de las compras, de Caldea, de restaurantes, etc. Podéis encontrar buenas ofertas fuera de la temporada alta y hay hoteles muy bien preparados para ir con la familia. Nosotros optamos hace poco por el Hotel Prisma, con alojamientos de más de 50 m2 que incluyen dos habitaciones (matrimonio y niños, lo que es de agradecer), dos lavabos y mucho espacio.

Si lo que buscais es huir del bullicio otro hotel al que he ido y me ha encantado es el Hotel Camp del Serrat, junto al lago de Engolasters. Es un hotel familiar, pequeño y con encanto, en plena naturaleza y con muchas rutas cercanas para hacer con los peques. También hay un parque para peques con atracciones como el Jumping, camas elásticas, bosqueaventura, y mucho más.

Engolasters - Andorra

Pekepark de Vallnord: Sigue leyendo

Valencia

El pasado puente del 1 de mayo aprovechamos para visitar Valencia. Fue una decisión de última hora y espontánea, pero no nos decepcionó la visita, sinó al contrario, nos lo pasamos muy bien con el Peque. Aquí os dejo unas ideas para hacer en Valencia con los Peques:

1. Visitar el Bioparc. Hace unos años se remodeló por completo el antiguo zoo de Valencia, modernizando todas sus instalaciones y disponiendo a los animales por hábitats y sin jaulas, lo cual da mucha mejor imagen que no esos zoos más antiguos con panteras o tigres metidos entre rejas de unos pocos metros cuadrados. El zoo da sensación de amplitud y el hecho que los animales de un mismo hábitat estén mezclados hace un poco más “real” la visita. Todas las instalaciones, tanto de los animales como de los visitantes, están muy limpias. No puedes entrar comida (ojo! te revisan las bolsas en la entrada), pero puedes comer a un precio razonable en el interior, desde un bocadillo hasta un menú por 15 euros que no está del todo mal. Otra de las cosas que me gustó de este zoo es que hay mucha sombra, lo que es de agradecer cuando el Sol aprieta y más cuando vas con niños pequeños. Todo el personal es muy atento y amable. El zoo no es muy grande por lo que os será fácil de patear con los niños.

Al lado del zoo, en la zona del antiguo cauce del rio Turia, encontramos un lago artificial en un entorno muy agradable y en el que se puede dar una paseo en una embarcación de patines.

 

Sigue leyendo

El Montseny en primavera

Situación del Parque Natural del Montseny

Situación del Parque Natural del Montseny

Si hay un lugar que encuentro fascinante es el Parque Natural del Montseny, un parque que también fue declarado hace un tiempo Reserva de la Biosfera y que se encuentra situado entre la provincia de Girona y Barcelona. Un lugar que te regala todo un abanico de paisajes y colores. Des del rojizo del otoño, el blanco del invierno, el gris de principios de primavera y el verde del verano. Un lugar resguardado de la vorágine de los alrededores, con un montón de rutas de diferentes niveles, zonas de picnic, fuentes y vistas extraordinarias de los alrededores.

El Montseny es apto para todas las edades, des de los más atrevidos excursionistas hasta las familias con peques que lo único que buscan es que los más pequeños tomen un primer contacto con la naturaleza de una manera senzilla y fácilmente accesible.

Sigue leyendo