Entrevista a Elena Ferraris: Yoga Prenatal, Mamá & Bebé e Infantil

yoga niños

Antes de dar a luz fui practicante de yoga durante muchos años. Me aportaba aquel rato de relajación tan necesario en nuestros ajetreados días a la vez que me ayudaba a aprender a tonificar el cuerpo y la mente. Si tuviera que elegir un par de palabras de lo que me aportaba el yoga para entonces sería equilibrio y crecimiento interior. Cuando me quedé embarazada decidí pasarme a clases especiales de yoga, adaptadas para embarazadas. Estas clases permitieron conectarme más profundamente con aquel futuro bebé que crecía en mis entrañas e interpretar las emociones que recorrían mi cuerpo, a la vez que me enseñaron técnicas de relajación, útiles sobre todo para esos instantes del trabajo de parto.

Una vez di a luz, la vorágine del día a día, hizo que no pudiera volver a retomar las clases de yoga, y mentiría si os dijera que no las echo de menos. Pero hoy tengo la oportunidad de entrevistar a Elena Ferraris y quién sabe, igual me entra de nuevo el gusanillo del yoga y muevo mares y montañas para encontrar ese tiempo para retomar las clases.

elena ferraris

Elena Ferraris es profesora certificada de Yoga, de yoga Prenatal y de Postparto. Ha realizado cursos, talleres y clases de diferentes maestros de renombre internacional, ha incorporado en su enseñanza el Yoga Terapéutico y Restaurativo y ha impartido clases en diferentes centros hasta que en el 2015 se aventuró en la creación de su propio centro de Yoga en Madrid, Elena Ferraris Yoga. Según ella misma nos explica, “el Yoga influyó en mis decisiones vitales a todos los niveles. Después, con la maternidad, me dio aún más recorridos”.

Primero de todo, bienvenida a Mamás al borde de un ataque de besos, y gracias por dedicar al blog estos instantes. Con tan solo escribir tu currículum ya me están viniendo ganas de coger el AVE e irme a Madrid. Se me vienen un montón de preguntas para hacerte, así que, si te parece, empecemos.

Cuando hablamos de Yoga, Yoga Prenatal y Yoga Postparto, ¿qué principales diferencias encontraríamos entre estas tres modalidades? ¿Qué se trabaja principalmente en cada una de ellas?

El Yoga prenatal y el yoga Postparto se diferencian del yoga general porque las posturas se van adaptando a ese periodo tan especial de la vida de una mujer como es el embarazo. En el yoga prenatal, se trata de que las madres vayan conectando con las transformaciones que ocurren a lo largo del embarazo, las posturas se adaptan de forma que pueden ayudar a aliviar las molestias asociadas al embarazo, los movimientos suaves pueden ayudar a la hora del parto, y los ejercicios de respiración pueden ayudar a relajar los nervios.

En cambio, en las clases de Yoga para Mamás y Bebés las madres vienen a las clases en compañía de sus bebés, donde practicamos posturas que ayudan a la madre a recuperar poco a poco la forma física, a tonificar el abdomen sin presión, a aliviar las molestias asociadas al postparto y también a compartir dudas acerca de la crianza y lactancia que tan a menudo surgen en esa fase muy delicada de la maternidad.

Danos tres motivos por los que recomendarías la práctica de Yoga  durante el embarazo.

Conectar con tu bebé.
Mantenerte ágil y en buena forma.
Conectar con la respiración, herramienta fundamental para agilizar el parto.

Y, ¿tres motivos más para hacerlo en el Postparto?

Conectar con tu cuerpo después del embarazo.
Recuperar la forma física en compañía de tu bebé.
Compartir dudas acerca de la crianza.

¿A partir de qué momento podría iniciar una mujer embarazada las clases de Yoga Prenatal?

Es aconsejable practicar Yoga prenatal después de la semana 12 de gestación.

Y las clases de Postparto, ¿Cuándo se inician? ¿Qué duración suelen tener? ¿Durante cuánto tiempo se suelen realizar? ¿En qué momento una mujer ya puede dejar las clases especiales de Postparto y comenzar nuevamente las clases de Yoga “normal”? ¿O se pueden realizar paralelamente?

Para clases de Yoga para Mamá y Bebé  solemos aconsejar que se practique a partir de que el bebé tenga tres meses. Aunque para cada Mamá es diferente. Hay madres que viven lejos de sus familias y amigos y que necesitan conectar con otras madres antes de que el bebé tenga 3 meses. En ese caso las posturas se van adaptando, dependiendo también de qué tipo de parto haya tenido esa madre y de cómo se encuentre.

En qué momento la madre puede comenzar nuevamente con las clases de Yoga normal depende mucho de cómo se encuentre. Si es una mujer que ha practicado yoga antes del embarazo y durante el embarazo es probable que recupere una práctica más exigente antes. Lo importante es escuchar lo que nos pide nuestro cuerpo. El postparto es diferente para cada mujer y es importante conectar con las necesidades de cada momento. Seguir paralelamente las clases de yoga para mamá y bebé junto a una clase regular también es una opción válida, ya que la atención y el cuidado especial de la clase postparto también se puede aplicar en la clase general.

¿Podría tener algún “efecto no deseado” el hecho que una mujer estando embarazada siguiese realizando las clases habituales de Yoga? Es decir, ¿una mujer embarazada puede seguir el ritmo de las clases “normales” de Yoga o por lo contrario es recomendable adaptar estas clases a su nueva situación, integrándose por ejemplo en algún grupo de Yoga Prenatal?

Hay posturas que hay que evitar durante el embarazo, como por ejemplo todas las posturas que comprimen el abdomen. Una mujer podría seguir las clases regulares, siempre que algunas posturas se vayan adaptando y sobre todo sin agotarse. Es muy importante que la práctica de yoga siente bien a la madre, que no se canse.

Me ha llamado la atención la incorporación en tu enseñanza de Yoga Terapéutico y Yoga Restaurativo. ¿En qué se basan estas dos modalidades?

En este tipo de yoga, se trata de adaptar las posturas a las necesidades de cada persona, ya sea después de un traumatismo, o una lesión o por molestias crónicas o estrés. En el Yoga restaurativo empleamos posturas pasivas (con cojines, mantas, bloques,…) para así invitar al cuerpos abrirse y estirarse pasivamente. Son clases que aportan relajación y apertura y una sensación de frescura.

Otra cosa que me ha llamado la atención es que has trabajado con el Colegio Madrid Montessori en la introducción del Yoga y la conciencia corporal en las aulas. Primero de todo, ¿qué se pretende conseguir con la introducción de este tipo de prácticas en un centro educativo? ¿Qué beneficios aporta a los niños? ¿Cómo lo trabajáis? ¿Cuántas horas semanales dedica este colegio al Yoga? Cuéntanos, cuéntanos….

De lo que se trata es que los niños aprendan a conectar con sus cuerpos, empezando a conocer las partes de cuerpo, a escuchar que ocurre en el cuerpo cuando estamos enfadados, cuando estamos contentos, como cambia la respiración según el estado en el que estamos. De esta forma les damos más “autonomía” para conectar con sus necesidades y el siguiente paso es darles herramientas para responder a esas necesidades. Durante el primer año de trabajo en el colegio iba a dar las clases a los niños personalmente una vez por semana y manteniendo conversaciones con los profesores a lo largo de todo el año. Por otro lado los profesores también toman clases de yoga y están familiarizados con el Yoga, los ejercicios de respiración y la meditación. Y ahora el Yoga está completamente integrado en el aula, donde tienen un rincón de meditación, con cartas con posturas de Yoga donde los niños pueden “retirarse” en los momentos que lo necesiten.

Y siguiendo con los niños, ¿existe Yoga para niños? ¿En qué se diferencia el Yoga para adultos? ¿Qué se trabaja en el Yoga Infantil? ¿En qué ayuda a los niños?

En el Yoga para niños las posturas son básicamente las mismas que para los adultos, únicamente cambia la forma de enseñarlas, a veces las posturas van integradas en un cuento, para los más pequeños es más como un juego, ligando las posturas a los animales y la naturaleza. El Yoga infantil puede ayudar a la concentración, a conciliar el sueño, y sobre todo a sentir el cuerpo y a mantener la conexión con los mensajes que nos va mandando.

Muchas gracias por todo lo que has compartido con nosotros en esta entrevista. Me ha parecido muy interesante todo lo que hoy nos has explicado y he aprendido nuevas utilidades del Yoga que hasta ahora desconocía.

Y ya sabéis, si sois de Madrid y queréis probar el Yoga, en Elena Ferraris Yoga seguro que os atenderán con todo el cariño y la dedicación necesaria para hacer que la práctica del Yoga os aporte todos estos beneficios de los que os hemos hablado.

baner_elenaferraris05-12-BANNERS

Anuncios

Entrevista a Laura Cano: nuevas tecnologías

bebe tablet

Hace algún tiempo escribí en el blog sobre un tema que me preocupa, y es la educación en la red. Cómo el desconocimiento y falta de manejo de internet por parte de los adultos hace que muchas veces nuestros hijos naveguen por internet con soltura, irrespetuosa, despreocupada y, peligrosamente.

Y qué mejor manera de complementar aquel post que preguntándole a Laura Cano, psicóloga y psicoterapeuta de Espai Breu. Le pregunté sobre ello, y esto fue lo que me contó.

Laura Cano

Laura, otro gran tema para los padres de hoy en día: las nuevas tecnologías. ¿Cuándo deben empezar a usar una Tablet, o llevar móvil…? ¿Crees que los padres estamos preparados para educar a nuestros hijos en estas nuevas tecnologías? Los niños aprenden muy rápido a manejar los botones, pero ¿a hacer un uso adecuado de estas tecnologías?

Esta generación que está creciendo ahora ya son los llamados “nativos digitales”, sus habilidades con la tecnología se desarrollan casi al mismo tiempo que esta. Muy pocos van a conocer lo que es la “brecha digital” y nos toca a su padres estar preparados para educar a nuestros hijos en el uso de estas tecnologías, como hacer un uso adecuado y que medidas de seguridad deben tomar. Como en otras situaciones, supervisar, qué, cómo y de qué manera están utilizando estas tecnologías es crucial para poder intervenir a tiempo y orientarles en un uso adecuado. Además de ofrecerle alternativas de ocio más “naturales” y “analógicas”.

Cuando deben empezar a usar una Tablet o llevar un móvil, pues según el uso que le vayan a dar o necesiten darle. Pueden utilizar una Tablet o Smartphone desde muy pequeñitos para jugar o ver algún dibujo, sin que tenga que ser algo prohibido, pero siempre con mesura. Sobre todo por el nivel de excitación que producen los estímulos en las pantallas y el desgaste que comporta en nuestros ojos. Erradicar estos objetos por completo, tampoco soy partidaria, porque nos guste o no nos facilitan mucho nuestras tareas diarias y no tener ninguna habilidad con ellos tampoco creo que sea ninguna ventaja para la sociedad en la que estamos inmersos.

________________________________

Por lo que veo coincide mucho en mi forma de ver las nuevas tecnologías: hay que aprender a convivir con ellas, sin prohibirlas, pero con mesura y sentido común. Y nunca olvidar que hay vida fuera de una pantalla, promoviendo los juegos de toda la vida entre los niños. Equilibrio, esa creo que es la clave.

Y vosotr@s, ¿cómo lleváis este tema? ¿A qué edad tocó por primera vez una Tablet vuestro hij@? ¿Cómo intentáis educarle al respecto?

 

Entrevista participativa a Laura Cano. Terrores/miedos nocturnos, incontinencia urinaria, y masajes infantiles.

Laura Cano

Anteriormente Laura Cano, psicóloga y psicoterapeuta, nos habló de temas como Las rabietas y los doudous, La violencia y el colegio, Las temidas rabietas y Terapias, vínculo afectivo y malcriar. Hoy publico la cuarta parte de la entrevista, dónde nos dará su opinión sobre Los miedos y terrores nocturnos, la inconinencia urinaria y los masajes infantiles.

En el blog he hablado un poco sobre mi experiencia con los miedos y terrores nocturnos de mi pequeño (vease Pesadillas y terrores nocturnos). ¿Qué aconsejarías para esos niños que los padecen? Si quieren una lucecita en su habitación toda la noche hay que ponérsela o ser duro e intransigente con el tema y aunque lloren no acostumbrarles a la lucecita? Danos tu opinión sobre este tema.

Laura: Otra vez más, soy poco amiga de las durezas e intransigencias con ningún tema. Así que los miedos y los terrores nocturnos de los peques no van a ser para menos. Si quieren una lucecita en su habitación toda la noche, se le puede poner sin problemas y cuando se acuesten los mayores o te desveles puedes apagarla si te preocupa el gasto eléctrico. Con el tiempo y dejar de darle importancia, llegará el momento en el que no la necesitarán y serán ellos mismos quienes la apaguen o te cuenten que ya no la necesitan. Por el contrario, debe ser muy triste, quedarte dormido llorando. Recuerdo pocas ocasiones en las que me haya ocurrido, pero creo que es un recuerdo poco agradable.

Mi hijo tiene ya cinco años y aún se hace pipí. ¿Cuáles pueden ser las causas? ¿cómo deberíamos actuar los padres?

Laura: El control de esfínteres en los peques puede tener diferentes causas, problemas físicos, falta de entrenamiento, músculos que intervienen en el suelo pélvico muy poco desarrollados, etc además de cualquier problema emocional que pueda estar afectando. La mejor opción por parte de los padres, otra vez más, calma, paciencia, seguridad y una gestión emocional eficiente.

Cambiemos radicalmente de tema y entremos en los masajes infantiles. ¿Para qué edades organizáis cursos de masaje infantil? ¿Qué beneficios les aporta a los bebés?

Laura: Los cursos de masaje infantil (http://espaibreu.com/actividades/curs-de-massatge-infantil/) que organizamos en Breu: espai de psicoteràpia (www.espaibreu.com) están dirigidos a bebés desde 2 meses hasta el año, sus papás y mamás.

El masaje infantil es una de las mejores herramientas de contacto y vinculación con el bebé. Entre otros muchos más, los principales beneficios del masaje infantil son:

Favorece la interacción, la comunicación y el vínculo afectivo. Dedicandole tu atención exclusiva y disfrutando los dos de un momento más íntimo y relajado.

A través del masaje infantil consigues la correcta estimulación de su aparato circulatorio, el digestivo, el respiratorio y su sistema endocrino. Además es una fuente magnífica de estimulación sensorial para tu bebé.

El masaje infantil permite mejorar los cólicos, los gases, el estreñimiento y el exceso de mucosidad.

Su principal beneficio lo encontrarás al crear y inducir en tu bebé un estado de relajación para favorecer la conciliación del sueño y reducir sus niveles de estrés.

_____________________

Una vez más la paciencia y los mimos a nuestros hijos parecen ser la mejor opción para ir superando las dificultades que vayan apareciendo en la educación y crianza de nuestros peques. ¿Queréis preguntarle a Laura alguna cosa relacionada con los miedos/terrores nocturnos, el control de esfínteres o el masaje infantil? pues tenéis hasta el 4 de octubre para hacerle cualquier tipo de pregunta relacionada con estos temas. Podéis dejarlas en este mismo post, en el apartado de comentarios. Como anteriores veces, después publicaré las respuestas.

Entrevista participativa a… Amalia Arce, pediatra. Las vacunas.

El ingreso en el hospital de un niño de 6 años de Olot por difteria volvió a hacer saltar nuevamente todas las alarmas sobre el tema de la vacunación. Desgraciadamente esta mañana los medios de comunicación nos han informado de su trágica muerte. Mi más sentido pésame a su familia y en especial a sus padres.

Sobre este tema, por un lado encontramos los padres anti-vacunas, que unos más y otros menos informados o asesorados, se dejan llevar por “modas”, por profesionales “alternativos” o “tendencias” que recomiendan no vacunar a sus hijos. Y por otro lado, los padres que sistemáticamente vacunan a sus hijos y que incrédulos no acaban de entender cómo, padres cómo los del niño de Olot, pudieron llegar a la conclusión que no vacunar a sus hijos era la mejor opción. No es hora de juzgar a nadie sinó de reflexionar sobre los hechos y abrir el debate para ayudar a los padres a la hora de tomar una decisión sobre la vacunación de sus hijos.

En el post “La polémica de las vacunas. Yo pasé la tosferina”, os contaba, des de un punto de vista más subjetivo, mi opinión sobre este tema y os explicaba como enfermedades que muchos padres dan como extinguidas en nuestro país, en realidad no lo están totalmente y en cualquier momento podrían cruzarse en nuestro camino y en el de nuestros hijos.

Pero hoy quiero complementar este tema des de un punto de vista más profesional, el de Amalia Arce, mamá, bloguera y pediatra. Amalia trabaja desde 2008 en la Fundació Hospital de Nens de Barcelona y actualmente se dedica a la salud electrónica, responsabilizándose de las redes sociales y de los contenidos digitales de las diferentes plataformas del hospital, investigando sobre nuevas formas de entender la relación médico-paciente aprovechando las posibilidades que la tecnología nos ofrece y manteniendo  actividad asistencial, tanto como responsable de algunas guardias en Urgencias como en una consulta para el control del niño sano en el propio hospital.

Amalia Arce

Primero de todo muchas gracias por aceptar la invitación y poder tenerte hoy aquí,  hablando de un tema tan importante como es la salud de todos nosotros y en especial la de los más pequeños.

El otro día leía en un medio de comunicación a una madre, deduzco que del colectivo anti-vacunas, que nombraba al niño de Olot no como una víctima de la no-vacunación si no como el “salvador” de todos los otros niños porque gracias a él, que no estaba vacunado, ha tenido síntomas, ha enfermado y se ha podido descubrir que esta bacteria está presente en Olot, cosa que por culpa de los otros niños vacunados esta bacteria había estado pululando y propagándose a sus anchas sin nadie saberlo, ya que los niños vacunados no enferman pero sí son portadores.

¿Puedes empezar a explicarnos el tema de los portadores? ¿Qué enfermedades de las que nos vacunamos actualmente pueden ser portadas por niños vacunados y contagiar a otros que no lo estén? ¿Tienes la misma opinión que esta madre explicaba en el medio de comunicación que leí? ¿Qué las vacunas son contraproducentes porque “ocultan” enfermedades?

Sigue leyendo

Respuestas entrevista “Celos y doudous”

Como ya sabéis, las entrevistas de Mamás al borde de un ataque de besos tienen un toque especial, y es que son participativas. Cada vez que realizo una entrevista vosotros, l@s lector@s, tenéis la oportunidad de hacerles preguntas sobre los temas tratados.

Hoy hos dejo la respuesta de Laura Cano, en relación a una pregunta que le formuló marifififi de Ni blog ni bloga sobre su última entrevista, los celos y los doudou:

Marifififi: Me ha gustado mucho y me ha hecho pensar bastante en el tema de las dependencias. Una pregunta: Con el chupete consideras que debemos hacer lo mismo? Esperar a que lo dejen solos? 

Laura Cano BreuLaura Cano: Buenas, me encanta que te guste pero me gusta aún más que te haya hecho reflexionar. Con el chupete, yo siempre recomiendo no adquirir un nuevo hábito que luego tengamos que abandonar. Aqui la clave está en la disponibilidad y oportunidad de cada situación si hay lactancia materna y tienes claro que el pecho es mucho más que alimentar, no insistas para que coja el chupete. Si la lactancia es con biberón es bueno que utilice el chupete para ejercitar la musculatura bucofacial que no ejercita mamando al pecho.
Para retirarlo igual, sobre los 3 años ya no necesitan mamar y/o succionar tan continuo. Pero siempre segun el ritmo de madurez de cada niño/a. Plantéaselo, negocialo, empieza reduciendo ocasiones y situaciones, no será fácil y tampoco pasa nada por hacer un par de intentos.

___________________________________

¡Nos vemos en la siguiente entrevista!

Entrevista participativa a Laura Cano. Los celos y los doudou.

Laura Cano

Continuemos con la entrevista a Laura Cano, psicoterapeuta…

Hablemos hoy de los celos. ¿Qué haría falta que trabajaran los padres con su hijo antes de tener un nuevo hermanito?

Laura: Básicamente, estaría muy bien que los padres pudieran hablar con su hijo que implica, que conlleva tener un hermanito y que quieren o que expectativas tienen ellos, como esperan que se comporte el hermano mayor. También viene muy bien pasar tiempo y tener contacto con otros niños, ya sean amigos o familiares, como primos o sobrinos y así podrán hacerse una idea de lo que conlleva tener un hermanito más pequeño. El tema de los celos debería ser una respuesta adaptativa a una nueva situación, donde se ha perdido ser el centro de atención, y en el que hay que aprender a situarse de nuevo.

Son muchos los niños que durante una época de su vida viven acompañados de un muñequito, dou-dou, peluche, mantita…e incluso muchos de ellos no duermen si no los tienen. ¿Crees que es bueno o malo dejarles tener esta dependencia a esos objetos? ¿Hay que quitarles lo antes posible esa dependencia o dejar que pase el tiempo y sean ellos quienes la abandonen por sí solos? En algún caso, ¿se podría convertir en un problema grave para el niño?

Laura: A mí me gustaría ir un poquito más allà en esta situación. Siempre he creído que para llegar a ser independiente, antes hemos tenido que ser dependientes. El bebé humano es el más dependiente y desprotegido de todas las crías cuando llega al mundo, además, su proceso de desarrollo y crecimiento también es mucho más lento, abarca muchos más años, que el de cualquier otro mamífero o especie. No creo que sea por casualidad.

En el ejemplo que me planteas Sílvia, de alguna manera, nosotros los padres hemos creado esta dependencia en nuestros niños. La misma que creamos cuando le ofrecemos un chupete para calmarlo. Conociendo bien las necesidades de nuestros bebés y niños, lo único que necesitan, es el pecho o el calor de mamá (o papá) para sentirse seguros, calmarse y poder dormirse tranquilos. A partir de ahí, según las necesidades de cada familia y de cada situación familiar, ofrecerle un muñequito, o un dou-dou, un peluche, una mantita, un cordón… cualquier cosa que substituya a nuestra figura de apego, puede ser una posible solución a nuestra conciliación familiar.

No veo muy conveniente, quitarles lo antes posible esta dependencia, veo mucho más efectivo, no tener que creársela nunca. Pero si ya la tienen, dejar que pase el tiempo y que sean ellos quienes la abandonen por sí solos me parece mucho mejor opción. Recuerda que hemos sido nosotros quienes se la hemos creado. Abandonar esta dependencia, se puede negociar, cuando empiezan a ser algo más conscientes de esta situación pero pocas veces antes de los dos años.

Laura Cano Breu

______________________________

Como sabéis estas entrevistas tienen algo especial y diferente, porque vosotros, lectores del blog, tenéis la oportunidad de participar formulando preguntas a nuestros entrevistados. Si queréis hacer alguna pregunta a Laura Cano sobre los temas de los que hoy hemos tratado sólo tenéis que dejarla antes del 30 de abril en los comentarios de este post y se la haré llegar. Unos días después publicaré las respuestas.

_____________________________

Otros temas tratados con Laura Cano:

La violencia en los niños y “no quiero ir a la escuela”

Las temidas rabietas

Terapias, vínculo afectivo y ¿malcriamos o no malcriamos?

Entrevista participativa a Laura Cano. La violencia y el colegio.

Hace un tiempo Laura Cano nos habló sobre temas tan interesantes como el vínculo afectivo y las temidas rabietas. Continuemos la entrevista hablando de la violencia en los niños y del colegio.

Mamás_besos: Y ahora, los mordiscos y los golpes. El niño tiene entre 2 y 4 años, en casa no ha visto ningún dibujo o película con violencia, los padres nunca se han levantado la mano, pero…resulta que en la guardería o en el colegio al niño le da por morder a los otros niños o pegarles. ¿Es una etapa por la que pasan todos los niños o sólo en determinados casos en los que existe un motivo? ¿Qué nos aconsejarías a los padres que nos encontramos en esta situación?

Laura Cano BreuLaura: Entre los dos y los cuatro años la cantidad y frecuencia de respuestas agresivas tiene su punto álgido. Evidentemente no todos los niños responden así, es algo que depende directamente también del temperamento del niño o niña, además de las experiencias y aprendizajes que ya haya acumulado.

Cómo en cualquier otro problema o situación que nos preocupe recomendaría que pidieras asesoramiento con un profesional psicólogo o psicoterapeuta infantil para que os pudiera orientar sobre posibles soluciones a este tipo de problema.

Sigue leyendo