Seré bimadre: 1er trimestre de embarazo

Con el segundo embarazo sigues dándote cuenta que debes continuar haciendo caso omiso de los comentarios de los demás. En especial del que te dicen: “tranquila, cada embarazo es diferente, incluso para una misma mujer“. Ja, ja y ja. Inocente de mí, al ver el positivo todavía tenía la pequeña esperanza que los primeros meses de este nuevo embarazo fuesen distintos al primero. Pero no, siento deciros que ha sido tan horrible como el otro, en lo vomitivamente hablando. Así que, lo siento, pero si en tu primer embarazo lo pasaste fatal con los vómitos, tienes muchos números que en el segundo pase igual, lo digo por propia experiencia y por experiencia de otras madres que conozco y que han pasado por la misma pesadilla.

A los pocos días del positivo pasas de la inmensa alegría al saber que vuelves a crear vida en tu interior a una de las peores pesadillas del primer trimestre para muchas embarazadas: las náuseas y los vómitos. Si hay una imagen que defina mi primer trimestre es, sin lugar a dudas, ésta:

Mi inseparable

Mi inseparable

¿Qué me ocasionaron esos vómitos tan severos?

– El estar estirada en la cama y el sofá durante semanas, hasta casi la 16 semana de embarazo.

– El quedarme sin fuerzas ni para andar a la acera de en frente.

– Cero vida social durante todo este tiempo.

– Esa sensación de no servir para nada, ni para poder hacerme cargo de mi otro Peque. Suerte de los abuelos, a los que desde estas líneas vuelvo a agradecerles todo su apoyo y ayuda durante todos estos días.

– Me he adelgazado 7 kg. La parte positiva, es que tengo más margen para engordar (7kg + los que te permiten en el embarazo, unos 12 = 19!!, vamos, que me puedo poner las botas jeje).

– El pasar días y días sin beber ni comer, deshidratándome, y siendo cada día una lucha por conseguir retener algo de bebida o sólido en mi estómago.

– Un exceso de salivación y un gran amargor en la boca y aparato digestivo, día y noche.

– Y lo más duro, esa sensación de no poder disfrutar de estas primeras semanas de embarazo como me hubiese gustado.

Ni Cariban, ni gengibre, ni galletitas saladas ni nada de nada. Nada, absolutamente nada, consigue disminuir esos vómitos cuando los padeces de forma tan severa. Lo único que logrará curarlos es el paso de las semanas.

Peeeeeero, me gusta ser positiva, y ahora que ya he salido de ese túnel, deciros que todo tiene un final. Ahora, ya de 17 semanas, llevo ya varios días sin vomitar nada de nada, hace días que consigo comer y ya he recuperado las fuerzas, por lo que poco a poco voy consiguiendo hacer vida normal y a empezar a disfrutar del embarazo.

tunel

Lo más importante es que el nuevo Peque está bien, todas las pruebas correctas y que el Peque mayor sigue igual de ilusionado con su nuevo hermanito como el primer día en que se lo contemos.

Así que futuras madres vomiteras, sed positivas, se pasa mal, muy mal, pero normalmente es cierto que la cosa mejora hacía la semana 16, semana a partir de la cual empiezan a bajar el nivel de hormonas del embarazo. Nuestro cuerpo, y nuestro estómago, por supuesto, no volverá a ser el mismo hasta después del parto, pero todo se hace mucho más llevadero.

Y vosotras, ¿cómo pasasteis el primer trimestre de embarazo?

Anuncios

11 pensamientos en “Seré bimadre: 1er trimestre de embarazo

  1. Lamento comunicarte que yo tuve un embarazo atipico, sin síntomas. Pero me recuerdas mucho a mi compi de blog…que lo está pasando fatal a pobre jja. Y para rematar llego yo y le digo: uy pues yo no tuve eso! …mala soy 😉

    • Eso no se le dice a una futura madre vomitera!! eres malísima jajaja. Qué suerte tuviste tu también, porque las que lo padecemos lo pasamos fatal. Pero bueno, por suerte, llevo ya una semana sin vomitar…yujuuuuuuuu! Cómo está tu compi?

  2. Me he pasado los dos primeros trismestres con tantos ascos que daba miedo. Ascos, vómitos, mareos, insonmio, dermatitis, ciática… nómbralo, y lo tengo o lo he pasado. Estoy casi de 32 semanas y no veo la hora de tener a mi pequeño en brazos… El resto ya lo olvidaré! =)

  3. y qué alegría cuando todo pasa, y se queda en un amargo sentido literal de la palabra) recuerdo. ¿Cómo va ya la barriguilla? La mía no para de crecer, y a veces, me asusto!!!

    • y tan amargo recuerdo…ya no distingo el gusto de los alimentos, toooodos…amargos ecs jajaja. Pero bueno, suerte que cada día que pasa uno menos que queda jeje. La barriga pues creciendo rápido, ya estoy de 21 semanas y se está accelerando la cosa. ¿y tú qué tal?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s