Los deportes y…los padres de los niños

padres deporte

Después de un partido donde hasta los padres perdimos la cuenta de las pelotas que el equipo contrincante metió entre los palos de la portería de nuestros hijos…

– Mamá, ¡¡hemos ganado!! (se acerca corriendo mi Peque con la cara llena de alegría)

– Ah, ¿sí? (respondo con cara de póker)

– Sí, ¡no hemos hecho ninguno!

Ay, me parece que todavía no acabas de entender de qué va esto del fútbol… Pero, ¡qué más da!

Desde los 3 años mi Peque lo ha tenido claro: “mamá, quiero hacer fútbol“, y eso sin haber visto nunca ni un partido. Así que a los 4 ya me veis apuntándolo a futbol. Y yo contentísima. He estado de suerte. Siempre he tenido claro que quería que el Peque practicara algún deporte, y si era fútbol, deporte que he practicado durante muchos años y que me encanta, pues mejor que mejor. Oye, que si tengo que aguantar entrenos y partidos, al menos que sea de algo que me guste, ¿no?

Jugar en equipo, practicar la psicomotricidad y la coordinación, estar en forma, disfrutar de los triunfos, aceptar y aprender de las derrotas, relacionarse con otros niños diferentes a los de su clase… Los deportes de equipo les aportan muchos beneficios. Pero…siempre hay un pero, ¿no? También existe la parte amarga de los deportes: ¡los padres! perdemos la cordura.

Todas estas cosas positivas que aportan los deportes quedan muchas veces eclipsadas por el comportamiento de los padres. Padres que quieren a toda costa que su hijo sea el que más destaque. Padres que quieren que sus hijos jueguen en la posición que ellos quieren y no en la que querrían sus hijos. Padres que se cabrean cuando ponen al banquillo a su hijo. Padres que el día del partido pierden toda educación, gritando e incluso insultando a niños, árbitro o a padres del otro equipo. ¡Y todo esto con niños de incluso tan sólo 5 o 6 años!

Nuestros hijos sólo quieren ir a jugar a fútbol para aprender cosas nuevas, estar con los amigos, divertirse. Pero nuestro comportamiento y exigencias pueden hacerles perder toda ilusión por el deporte e incluso frustrarles. Recapacitemos, porque la cosa es seria, ya que quién se comporta así con su hijo en el deporte muy seguramente lo hará también en el resto del día a día de su hijo.

Así que queridos padres y madres, si tenéis que pisar la grada de algún campo, sea del deporte que sea, recordad:

  • El deporte es sano, lo insano son los comportamientos que nuestros hijos aprenden de las gradas.
  • Nuestros hijos tienen que aprender a ganar y a perder. A que no siempre uno puede ser el mejor, y no por eso uno es un fracasado ni debe dejar de hacer algo que le guste. Lo importante no son los resultados sino el esfuerzo.
  • Dejadles practicar el deporte que elijan y de la posición que quieran, ya sea portero o delantero. Si quieres un Messi o un Ronaldo en la familia ponte tú las botas y empieza a practicar. ¡Los que juegan son ellos! El futbol forma parte de la educación de nuestros hijos, así que permitir que nuestros hijos tomen sus propias decisiones es el mejor favor que les podemos hacer.
  • No interferais en las indicaciones del entrenador. ¡Eres su padre (o madre), no su entrenador!
  • Y sobre todo, ¡no os volváis como locos!

Y para que quede bien clarito unos consejos que seguro agradecerán vuestros hijos:

  • Déjale elegir el deporte que quiera practicar.
  • No le grites en público.
  • No le grites al entrenador.
  • No menosprecies al árbitro.
  • No menosprecies a sus compañeros ni hables mal de ellos.
  • No pierdas la calma.
  • No te olvides que es solamente un juego.
  • Piensa que siempre tu hijo lo hará lo mejor que pueda. Si tiene un mal día, no te enfades.
  • Al finalizar el partido pregúntale qué tal lo pasó, no si ganó.
  • Y sobre todo, ríe y diviértete viéndole jugar, lo haga cómo lo haga.
  • Con tu apoyo será feliz.

Formando a Padres en deporteEl deporte está para disfrutar, se pierda o se gane. Y si queréis desfogaros o acabar con vuestras inseguridades o fracasos no pretendáis que vuestros hijos lo hagan por vosotros.

“Si quiere un campeón en la familia, entrénese!….mientras tanto deje que su hijo sea feliz”

Anuncios

2 pensamientos en “Los deportes y…los padres de los niños

  1. como siempre, creo que educar con el ejemplo a muchos se nos olvida a veces. Yo estaría encantada que mis hijas quisieran jugar a futbol, deporte que me encanta y que tmabien practique, pero…a veces no sé si quiero exponerlas a eso, a los padres de los demás niños. De momento, estoy esperando que ellas lo pidan 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s