La Era de las Pupas

Aún recuerdo cuando el peque empezaba a dar sus primeros pasos y me pasaba todo el día vigilando que no se clavara la punta de algun canto en la cocorota. Le veías como un borrachín de aquí para allá y tú, todo el día, con esa angustia de  “¡a que se la pega! ¡a que se la pega!“. Pero qué va, parecía como si tuviera un angelito de la guarda detrás suyo en todo momento. Siempre caía de cuatro patas y siempre una décima de segundo antes daba el movimiento exacto para no pegarse el coscorrón del siglo.

Y ahora, con sus 3 años ya cumplidos, me pregunto…¿dónde cojones está ahora ese angelito de la guarda?!?!?!”.

¿Le han dado vacaciones? pues que regrese ahora mismo. ¡¡Le triplico el sueldo si hace falta!! Pensaba que ya había pasado el peligro, ¡pero qué va!. Las consecuencias de los golpes son directamente proporcionales a la edad del retoño. Le tendríais que ver. Parece como si hubiera ido a jugar una partida de paintball sin protecciones. Las piernas llena de moratones, un corte en la palma de la mano, dos puntos en la frente, un rasguño en la nariz. Es un suma i sigue sin fin. Cualquier lugar y momento es bueno para darte el susto. Yendo en bici, jugando en el parque, saltando en el sofá… Supongo que es lo que toca en esta época. Pegarse porrazos y porrazos hasta que aprenden donde están los peligros. Pero, ¿cuántos sustos más harán falta para que se de cuenta que cuando su madre le dice no pases por ahí es por algo? No, no hace falta que me deis la respuesta, desgraciadamente me la imagino…NUNCA.

Así que lo mejor para sobrevivir en esta nueva Era de los Golpes es llevar siempre en el bolso Árnica, Cristalmina, tiritas y una buena dosis de sangre fría ante las caídas.

Arnidol

Para los que no lo sepáis, la árnica va genial para los golpes sin herida. Lo venden en farmacias y es como un pintalabios. Cuando se pegan un buen golpe se lo aplicas varias veces durante los primeros momentos y evitas que le salga un buen moratón o cuerno.

 

cristalminaY a la cristalmina se le conoce también como el yodo blanco. Sirve para desinfectar heridas, pica un poquito (como el agua oxigenada) pero no mancha, cosa que el yodo sí.

 

 

Así que papás y mamás, si vuestro peque está empezando a andar, no empecéis ya a angustiaros tan pronto porque…lo peor está por llegar. Y daros por afortunados si llegan a los cinco años con todos los dientes y sin ningun punto ni escayola.


NOTA: post no patrocinado, pero es que cuando algo va bien de verdad hay que decirlo.

 

Anuncios

6 pensamientos en “La Era de las Pupas

  1. Pues ya también necesito ese angelito tuyo para mi peque, que ha empezado a caminar y se da un montón de coscorrones. El mayor, que tiene cuatro años, también está lleno de moratones, pero es duro y no se queja mucho, ya que todos los golpes se los da jugando. Ánimo, es lo que nos queda. Paciencia y arnidol!!

  2. Esto de la maternidad es un no parar. Ahora que la bichilla tiene 6 meses andamos con 1.000 ojos porque ya empieza a rodar y moverse mucho, con riesgo de caer desde las alturas, pero veo que cuanto más grandes ¡más pupas!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s