Valencia

El pasado puente del 1 de mayo aprovechamos para visitar Valencia. Fue una decisión de última hora y espontánea, pero no nos decepcionó la visita, sinó al contrario, nos lo pasamos muy bien con el Peque. Aquí os dejo unas ideas para hacer en Valencia con los Peques:

1. Visitar el Bioparc. Hace unos años se remodeló por completo el antiguo zoo de Valencia, modernizando todas sus instalaciones y disponiendo a los animales por hábitats y sin jaulas, lo cual da mucha mejor imagen que no esos zoos más antiguos con panteras o tigres metidos entre rejas de unos pocos metros cuadrados. El zoo da sensación de amplitud y el hecho que los animales de un mismo hábitat estén mezclados hace un poco más “real” la visita. Todas las instalaciones, tanto de los animales como de los visitantes, están muy limpias. No puedes entrar comida (ojo! te revisan las bolsas en la entrada), pero puedes comer a un precio razonable en el interior, desde un bocadillo hasta un menú por 15 euros que no está del todo mal. Otra de las cosas que me gustó de este zoo es que hay mucha sombra, lo que es de agradecer cuando el Sol aprieta y más cuando vas con niños pequeños. Todo el personal es muy atento y amable. El zoo no es muy grande por lo que os será fácil de patear con los niños.

Al lado del zoo, en la zona del antiguo cauce del rio Turia, encontramos un lago artificial en un entorno muy agradable y en el que se puede dar una paseo en una embarcación de patines.

 

2. Parque del antiguo Turia. Una de las tantas obras faraónicas que se han hecho en Valencia es el desvío del cauce del rio Turia. Se ha aprovechado el antiguo cauce para hacer un parque que atraviesa la ciudad lleno de parques, zonas de sombra, parques infantiles… Es un lugar ideal para estirar las piernas o alquilar en el mismo parque una bici para darse un buen paseo (hay bicis de esas de cuatro ruedas y de 2 a 6 plazas).

3. Parque Gulliver. Qué voy a decir del parque Gulliver…¡divertidísimo! no os lo podéis perder. Se trata de un conjunto de toboganes y juegos de escalada donde pueden jugar padres e hijos. Eso sí, tened presente que cierran a las 20h. Se encuentra muy cerquita de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, dentro del antiguo cauce del rio Turia. Os recomiendo llevar tejanos para deslizarse por los toboganes.

 

 

4. Oceanogràfic. Dentro de la Ciudad de las Ciencias es lo único que vale la pena. Los peques se lo pasan muy bien y quedan impresionados en los estanques y túneles subterráneos. Las instalaciones también están muy bien cuidadas. Puedes encontrar des de el pequeñín pez Nemo (famoso entre todos los peques y no tan peques) hasta tiburones, rayas, focas, pingüinos, … Un buen lugar para dar a conocer a los niños la gran diversidad de los océanos y la necesidad de preservarlos.

Para aparcar os recomiendo hacerlo en el Centro Comercial el Saler (está al lado, muy cerquita), por la mañana las tres primeras horas son gratis si realizas una compra mínima de 20 euros y por la tarde (a partir de las 14h) el parking es gratis. Para comer puedes salir del Oceanografic e ir a ese mismo centro comercial donde están todas las típicas cadenas de restauración (Burguer King, Tagliatella, etc) o comer en el mismo Oceanografic. En el Oceanográfic hay des de un buffet libre por 18 euros hasta restaurantes más sofisticados y caros. También hay un restaurante subterráneo donde comes rodeado de los peces, eso sí, carísimo y mejor hacer reserva.

El espectáculo de los delfines también encanta a pequeños y grandes y el presentador pone al principio mucha güasa y hace pasar un rato entretenido antes de la función de los delfines. El delfinario es muy grande y hacen funciones más o menos cada hora. Nosotros no encontramos colas para entrar e incluso fuimos dos veces (nuestro peque es un enamorado de los delfines). En épocas de gran afluencia de visitantes os recomiendo nada más entrar en el Oceanógrafic ir a ver el delfinario.

 

5. Ciudad de las Artes y las Ciencias. Os diré lo que verdaderamente pienso. No me gustó. Cuando la ves de lejos dices “oohh, qué edificios tan grandes“, pero ahí se queda la cosa: edificios grandes, fríos y vacios, excepto el Museo de la Ciencia que no os recomiendo si vais con niños menores de 12 años. Da la sensación que hicieron el edificio y que una vez acabado se preguntaron “y ahora qué diantres metemos aquí?” y pusieron un museo de la ciencia que deja mucho que desear, con pocas cosas de experimentación y mucho plafón informativo y que ante la colosal immensidad del edificio queda pobre. Nosotros fuimos a echar un vistazo al Museo de las Ciencias porque por 2 euros más en la entrada del Oceanográfic te dan la del Museo (y no me extraña, sinó no iría nadie).

En cuanto a los exteriores: ¡¡No se os ocurra ir en verano, os torrareis como en una parrilla!!. Los exteriores son tan fríos como los edificios, todo de pavimento y sin árboles y la zona del ombràcul, en la que tendría que haber mucha sombra, no hay sombra porque no hay plantas que hagan de cubierta.

Así que de la visita de la Ciudad de las Ciencias os recomiendo el Oceanográfic y echar un vistazo rápido a lo otro, siempre va bien ver en que han malbaratado el dinero de los contribuyentes para no permitir que lo vuelvan a hacer en un futuro. Ciudad de las Ciencias Valencia

6. El centro de Valencia. Durante una mañana nos pateemos el centro de Valencia. Recomiendo ir a ver la Estación del Norte, que está al lado de la plaza de toros, y la zona de la catedral. Valencia es una ciudad con calles anchas y edificios bonitos en la zona centro. Al lado de la catedral, justo delante de la Iglesia de los Desamparados, hay una gran plaza con palomas ideal para que los peques jueguen mientras los papis se toman una fresquita horchata en una de las múltiples terrazas. Tampoco dejéis de visitar el Mercat Central, gran variedad de productos en el interior de un edificio maravilloso.

7. L’Albufera de Valencia. Saliendo ya de la ciudad no dejéis de visitar l’Albufera. Tenéis que salir de Valencia dirección el Saler y os recomiendo ir a El Palmar para dar un paseo en barca por l’Albufera y tomarse una paella. Los viajes en barca no son caros, des de 2 a 4 euros por persona, segun donde la cojas.   Toda esa zona de la albufera está llena de barracas con sus barcas y restaurantes. Nosotros cogimos la barca en Cañas y Barros, una barraca situada antes de llegar a el Palmar, el barquero es tope enrollado y la barca está muy bien. Nos costó 4 euros a cada adulto y el Peque no pagó. Durante el paseo podréis ver diferentes especies de aves y navegar entre las cañas.

Os recomiendo ir a l’albufera a última hora de la tarde, coger una de esas barcas al mediodía con mucho Sol puede ser horrible por la insolación. Además, si visitais la Albufera por la tarde podréis ver el precioso atardecer.

Albufera de València (atardecer)

8. Alojamiento en Valencia. Hay muchos hoteles y apartamentos que se alquilan por días. Nosotros optamos por un apartamento al lado del centro de la ciudad en el que estuvimos muy cómodos. Como ya sabréis, cuando los niños son pequeños siempre es más cómodo disponer de una pequeño apartamento con cocina.

Y no podía acabar sin hablar de la orchata, no soy muy horchatera, pero ¿cómo se puede ir a Valencia sin probar su horchata?

 

Si queréis más información sobre Valencia podeis consultar los siguientes enlaces:

Turismo Valencia

 Bioparc

Oceanogràfic

Ciudad de las Artes y las Ciencias

Restaurantes el Palmar

 

 

 

 

 

Y vosotr@s, ¿habéis visitado Valencia? explícanos tu experiencia en esa ciudad y tus recomendaciones.

 

 

 

 

 

Anuncios

8 pensamientos en “Valencia

    • Sí, la verdad que Valencia está muy bien para ir unas tres o cuatro noches. La ciudad de las artes y las ciencias vale la pena el oceanografic y lo demás echar un ratito un vistazo desde fuera.

  1. Es mi ciudad. Qué puedo decir?? ♡♡♡ jaja. Solo un apunte, el cauce se desvió por peligro a más desbordamientos después de la riada del 57 q dejó miles de muertos y grandísimos daños en la ciudad. Levante tiene la mala pata de pasar gotas frías cada dos por tres con el peligro q eso conlleva. El resto si, son obras faraònicas, que nos han costado muchos millones a todos y q se han lucrado unos pocos >.< Me alegro que te haya gustado 🙂

  2. Pingback: Al fin…¡llegaron! | Mamás al borde de un ataque de besos

  3. Pingback: Haciendo balance del 2016 | Mamás al borde de un ataque de besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s