¿Qué aprende una madre primeriza de los lavabos públicos? (2a. parte: novato sin pañales)

vater

Llegó la hora de publicar la segunda entrega de la saga de los Lavabos Públicos. Hace unos días publiqué un post donde exponía mis aventuras y desventuras con los lavabos públicos durante la etapa en la que el peque llevaba pañales (vease etapa con pañales). Pues bien, hoy toca hablar de la siguiente etapa: novato sin pañales. Es esa etapa en la que con total valentía y después de varios meses llenos de dudas y temores decides quitarle el pañal de una vez por todas. Es esa etapa en el que el peque aun no domina el mear de pie. Es esa etapa en la que unas simples, y en apariencia inocentes, palabras del tipo “mamá pipí” te transvalsan como si fuera la fin del mundo. Porque sí, y las demás madres seguro que también me daréis la razón, cuando les acabas de quitar el pañal no puedes responderle eso de “espera un momento pequeñín a que lleguemos a casa o al bar de la esquina”. No, el peque cuando dice “mamá pipí” o lo que es peor “mamá caca” es porque tiene que hacer pipí o caca YA y YA.

En eso preciso instante tienes dos opciones: coger al peque al vuelo y salir volando hacía el primer bar o comercio que encuentres con el riesgo que cuando llegues ya sea demasiado tarde o…

correr…ir corriendo a un lavabo público, pero…¿a caso existen?, o…

mujer_pensando…hacer eso que todo el mundo dice que no hará pero cuando tiene un peque acaba haciendo. ¿Supongo que sabéis a qué me refiero, no? sí, a eso, a bajarle los pantalones en medio de la calle y arrimarlo a un árbol o una reja.

mear_calleLamentablemente esta segunda opción es la más común, pero, ¿qué pasa si tenemos la gran suerte que tenemos un bar o un comercio cerca? pues que entras sin preguntar directa como un cohete hacía el lavabo (si hay algo que tiene el ser madre es que acabas perdiendo toda la vergüenza). Y una vez en el lavabo te puedes encontrar con las siguientes situaciones:

1. Está hecho una mierda!. Ni loca siento al peque en éste lavabo (porque aunque sea niño aun no domina eso de mear de pie). En esta situación os doy mis pequeños trucos. El primero es el que muchas de nosotras ya usamos, coger papel de water (si lo hay, qué esa es otra) y empapelar toda la tapa con él para sentar después al peque encima. Y el otro truco es ponerlo de pie, encima de la tapa y hacerle poner de cunclillas. Si alguien sabe de más trucos, por favor, compartidlos!!

2. No hay niño guarro que no sea asqueroso. Entras en el lavabo, no está tan mal como el anterior, pero hace peste, en el berrinchesuelo del lavabo hay algunos trocitos de papeles, charquitos de agua… y el peque te suelta eso de: “aquí no, hace peste!”. Me cachis en dena! entonces lo coges por los sobacos y mientras él patalea y ensancha sus pulmones con un buen berrinche le encastas el culete en el water.

3. Está tan limpio que incluso besarías la tapa del water! Lamentablemente esta situación es como el chiste ese de en qué se parece Superman y un hombre guapo e inteligente? pues que son ciencia ficción.

Así que mamis y papis, en estos primeros días sin pañal os recomiendo varias cosas:

1. Llevar siempre un paquete de pañuelos deshechables  y un paquete de toallitas húmedas. Los pañuelos deshechables te servirán para limpiar el culito e incluso recoger la caquita en el caso que la haya hecho arrimado en un árbol o en una reja (en el caso en que la dichosa caquita no se cuele para abajo!). Y las toallitas húmedas son porque el lavar culetes a veces trae consigo algun pequeño accidente en nuestras manos.

2. Aunque yo no llegué a comprarlo, sé de amigas que lo tienen y han sacado a los padres de más de un apuro. Me refiero a esos orinales portátiles, esos que son fáciles de llevar encima porque sólo son como una tapa de water pequeña al que le desplegas dos patitas para apoyarla al suelo y le metes una bolsa de plástico para recoger el pipi y caca del peque.

orinal_portatil

3. Y el consejo más importante: Pierde la vergüenza!! te esperan largas aventuras de este tipo con el peque y si no pierdes la vergüenza lo pasarás muy y muy mal.

Próximamente continuaré la saga con el último capítulo, el de los peques expertos sin pañales.  Continuará…

Anuncios

5 pensamientos en “¿Qué aprende una madre primeriza de los lavabos públicos? (2a. parte: novato sin pañales)

  1. jajajaja yo lo de hacer pis en la calle ya lo tengo dominao xD Y eso que con niñas es más difícil…
    Te juro que a veces incluso prefiero eso a sentarlo en un wc público como tú dices…
    Los orinales portátiles son la leche, yo los descubrí hace poco también 🙂

    • Sí, las primeras veces son un poco desastrosas (se mojan los calconcillos, o los pantalones…, estás nerviosa por si te ve alguien…), pero al cabo de unas cuantas veces una pasa de todo y lo tiene tope dominado. Las mamis nos adaptamos a todo jejeje.
      Que tengas buen fin de semana.

  2. Pingback: ¿Qué aprende una madre primeriza de los lavabos públicos? (1a parte: con pañales y a lo loco) | Mamás al borde de un ataque de besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s