De vuelta a la guardería

vuelta cole

Que sí, no lo neguemos, que después de unos meses de vacaciones muchos de nosotros estábamos ya deseando y echando de menos la rutina y los horarios del colegio. Estar de vacaciones es genial y pasarlas con tu peque más de lo mismo, pero no me negaréis que doce horas con el peque pueden llegar a agotar más que doce horas trabajando. A éso, súmale que en verano los días son más largos, que los peques pierden los horarios, que pierdes de vista ese cuadrante donde antes programabas la comida del peque para cada día de la semana  y así un suma y sigue hasta que llega un punto que llegamos a decir eso de “qué ganas que empiece el cole!” . ¿Malas madres? No. Simplemente que lo que más odiabas antes de ser madre (la rutina) pasa a ser el objeto de deseo cuando tienes que convivir con peques. Y, ¿por qué? porque uno aprende que es sólo con rutina y hábitos que los padres pueden conseguir que el día a día sea más llevadero y puedan llegar a conseguir esos 30 minutos tan ansiados de sofá por la noche.

piratasPero todo llega, y el día 5 el peque empezó el nuevo curso en la guardería la mar de feliz. Este año es de la clase de los Piratas y con lo que le gusta los piratas está más contento que un anís. Y mira que no las tenía todas, pues el año pasado, sobretodo los últimos meses, era muy reticente con lo de ir al cole. Pero no me extraña, pues el pobre lo pillaba todo allí, iba dos o tres días y…zas, virus y una semana en casa (veáse Adiós P1, Hola P2).

Así que si me preguntáis qué espero de este nuevo curso os responderé que me conformo con que sea un curso con poquitos virus. El año pasado los dichosos virus no hicieron posible una continuidad del peque en la guardería, daba penita ver la carita que tenía y lo delgaducho que se quedó. Ahora que estos meses de verano le han recuperado el resplendor de sus ojitos azules, el color en su cara y la chicha en su cuerpo, simplemente espero que sea verdad eso que el sistema immunológico en el segundo año de guardería ya está más maduro y cogen menos cosas (toquemos madera).

Y para acabar, quiero preguntaros vuestra opinión sobre esos primeros días de cole (o guardería) al que le llaman “periodo de adaptación”. Si alguna educadora de la guardería me lee, que sepa perdonarme, pero quiero criticar los horarios de inicio de este curso. A ver, que a P1 se haga un par de semanas de adaptación puedo llegar a aceptarlo, pero que a P2, con niños que ya han ido un año a la misma guardería y con la misma educadora, tengan que hacer horarios raros durante dos semanas, teniendo presente que la immensa mayoría de padres si llevamos a los peques a la guardería es porque trabajamos y no nos queda otra, eso lo encuentro muy…muy… mejor no lo digo. Os explico, sí, empieza el día 5 la guardería, pero durante unos días no hay servicio de comedor, durante unos días no hay merienda, y durante otros tantos días no hay servicio de buenos días. ¡Me llevan loca con los horarios! ¡cada día es diferente! Tienes que hacerte un mega-cuadrante para poder llegar a organizarte estas dos primeras semanas de guardería con el trabajo…y, ¿para qué? para que resulte que la mayoría de los peques van igualmente tan contentos desde el primer día porque ya saben a dónde van, con quién van y de qué va la cosa. Y si el peque llora y los padres tienen alternativa estoy segura que ya miraran de ir dejándolo poquito a poco en la guardería pues a ningun padre nos gusta hacer sufrir a nuestros hijos sin necesidad alguna.

¿En vuestra guardería hacen también adaptación en P2? o ¿empiezan des del primer día con el horario normal? contadme vuestra experiencia y…feliz vuelta al cole (o guardería) a tod@s 🙂

Anuncios

9 pensamientos en “De vuelta a la guardería

  1. Soy de tu misma opinión, esos períodos de adaptación de tiempos cortos en diferentes horas del día, no tienen sentido ni para los niños y ni para los padres. Muchos papás tienen que pedir vacaciones sólo para poder frente al período de adaptación. No sérá mejor que pádres e hijos disfruten de sus vacaciones divirtiéndose y disfrutando?
    Mi hijo mayor fue a la guarde desde los 6 meses y al ser una guarde privada nos daban más libertad a la hora de hacer la adaptación y pude hacerla de modo que pudiese hacer frente a las necesidades de mi hijo y a mis necesidades laborales.
    Este lunes empezó el “cole de mayores” y a los papás nos han permitido llevar a los niños a su clase y quedarnos con ellos un ratito. Por suerte, mi hijo coincide con una amiguito y desde el minuto cero pasó de mí y se levanta todos los días deseando ir al cole!!
    Además, pienso que el período de adaptación no depende tanto de los tiempos y de las horas, sino de los las habilidades y actitudes de padres y educadores!! Un abrazo

    • Estoy también totalmente de acuerdo contigo y me alegra ver que no soy la única que piensa así. Y me alegra ver que la adaptación de tu hijo al cole de los “grandes” ha ido tan bien 🙂
      Un abrazo también para ti.

  2. Pingback: Feliz 3 cumpleaños! | Mamás al borde de un ataque de besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s