Nuestras amigas, las medusas (1a parte)

medusa born blau

Y en Mamás al borde de un ataque de besos seguimos con temas de veranito. Seguro que más de una ya habéis pisado la arena blanca así que esta vez toca las medusas, esas cositas flotantes que son capaces de hacer salir de un salto a todos los bañistas de la playa nada más se oye a algun niño gritar eso de: “Mamá, papá, hay una medusa!”. Pero, ¿por qué causan tanto alarmismo? os lo resumiré en tres puntos:

1. Pican.
2. Son unas grandes desconocidas por todos nosotros, los bañistas. Y ya sabemos que se suele tener pánico ante lo desconocido.
3. En esta época estival, dónde las noticias se van también de vacaciones y los periódicos no tienen mucha chicha para publicar, las medusas siempre han dado muy buen resultado a la hora de crear alarmismo y rellenar columnas en los periódicos o espacios en los programas veraniegos de la tele. Vamos, que el alarmismo y la polémica venden.

Pero hoy voy a hacer de abogada del diablo. Primero porque me encantan las medusas, las encuentro alucinantes tanto por sus formas, sus colores como por su modo de vida. Así que si alguien me pregunta “animal de compañía” le responderé: Medusa. Y lo segundo porque hay que dejar claro que las medusas siempre han existido en nuestros mares y ojalá que por mucho tiempo sigan existiendo, pues tienen su función igual que la tiene la resta de seres del planeta. Ellas se encuentran en su hábitat natural y somos nosotros, los humanos, quienes hemos invadido su hábitat, no sólo para remojarnos durante el verano en las placenteras playas sinó a la hora de destrozar los ecosistemas marinos dónde ellas viven, a través de prácticas cómo la pesca de arrastre, la construcción de puertos o espigones, etc etc. Qué sí, que son un incordio cuando nos topamos con ellas en una tarde de verano, pero también son importantes dentro de los ecosistemas donde habitan y tienen tanto derecho como cualquier otro ser vivo de existir, ¿o no?

Después de defenderlas un poco pasemos a otro tema, ¿qué es lo que hace que cada vez haya más medusas? primero de todo tengamos en cuenta que actualmente no existen datos científicos que demuestren que efectivamente hay un super-boom de medusas en nuestros mares. Sí, parece que hay algo más de las que deberían, pero no hay ningun estudio científico que lo demuestre. Lo que sí están demostradas son las causas que pueden hacer que haya cada vez más medusas en nuestras placenteras playas. Os resumiré las más importantes:

1. Cambio climático: incrementa la temperatura del mar y, como habréis experimentado también todos vosotros, con el calor…pues eso, que sube la bilirrubina y nos hace a todos ponernos más tontitos con el tema. Pues ellas no van a ser menos, así que a más temperatura en el mar más hijitos tienen.

2. Destrucción/alteración de los hábitats marinos. Os pondré un ejemplo. Algunas especies de medusas son del tipo pólipo, es decir que para criar necesitan engancharse tipo ventosa en algun substrato rocoso. Pues imaginaos, cuantos más puertos, cuantos más espigones en nuestras costas, más substrato rocoso tienen a pie de playa para engancharse y procrear y procrear. Así que señores de Maresme, Barcelona y demás lugares llenos de espigones y puertos, siento decirles que os toca acostumbraros a ellas, no tenéis nada que hacer.

3. Aniquilación de sus depredadores: os pongo otro ejemplo, las tortugas marinas comen medusas, si no hay tortugas no tienen a nadie que se las coma y campan a sus anchas.

Como podéis ver, las tres principales causas que os he descrito son culpa del hombre y no de las medusas. Así que no las demonifiquemos.

bob esponja medusasDespués de todo lo dicho, está claro que no nos queda otra que acostumbrarnos a convivir con ellas pues no se pueden eliminar del mar ni está demostrado que las famosas redes anti-medusas funcionen bien para todas las especies. Tranquil@s, poder convivir con ellas es más fácil de lo que puede parecer, para ello sólo hace falta:

1. No alarmarse ni dejarse guiar por los artículos alarmistas de los medios de comunicación. Pensad susto playaque de 3 meses de temporada de baño de media sólo 4 días hay medusas en una playa y de las medusas que hay son de las que menos peligrosas son, vamos, de las de picadura de mosquito. Lo que pasa es que como he dicho antes, a los medios les gusta mucho exagerar, ya sabéis.

2. Conocer el tipo de medusas que hay en las playas que soleis ir. Aquí os dejo un cartel elaborado por el Institut de Ciències del Mar – CSIC que os ayudará a identificar las especies más comunes de la costa mediterránea.

Ficha de identificación de medusas

3. Una vez conoces el tipo de medusa, conoces el tipo de picada que te puede regalar. No todas las medusas son igual de urticantes. Las hay que te arrean una picada como la de un mosquito y otras que te pueden llevar derechito al hospital. Por suerte, éstas últimas, de momento no son muy comunes por aquí. También hay medusas con unos tentáculos muy pequeños y otras con tentáculos de hasta 20 metros. Por eso es importante conocer el tipo de medusa que ves en la playa. Si la que hay tiene tentáculos cortos quiere decir que te puedes bañar tranquilamente aunque con precaución de no tocarla. Pero si es de las especies que los tienen largos entonces la cosa es más peligrosa, ya que puedes tener detectada una medusa a 5 metros de ti y que su tentáculo esté justo al lado tuyo.

4. Para ir a la playa no te olvides ni la crema solar ni unas gafas de agua. Aplicarte crema solar, de cualquier tipo, va genial para que resbalen y no penetren en la piel las partículas urticantes de las medusas cuando te pican y las gafas de agua van de maravilla para hacer una inspección ocular de la zona donde te quieres bañar antes de ponerte a jugar con la colchoneta, la pelota y tus hijos dentro del agua. Por cierto, que no os timen con lo de las cremas solares especiales de medusas, todas las cremas solares hacen el mismo efecto, lo que importan de ellas es que empotingan la piel creando una capa que repele las picadas.

5. Camisetas a los peques, que son más vulnerables a las picadas. Son muy útiles esas camisetas de playa típicas que venden en las tiendas de deportes o cualquier otra camiseta que los proteja de posibles picadas.

equipo_medusas6. Si de golpe te encuentras rodead@ por un grupo de medusas no nades brusca y desesperadamente pues lo único que conseguirás es atraerlas hacia a ti con tus movimientos. Así que mantén la calma y aléjate suavemente.

Si os ha parecido interesante este post y os interesa conocer más acerca de las medusas no os perdáis la 2a parte que publicaré muy prontito y donde os explicaré que hacer cuándo os pica una medusa.

Feliz baño a tod@s

Anuncios

3 pensamientos en “Nuestras amigas, las medusas (1a parte)

  1. Pingback: Red Vigías, salvamento y socorrismo en las playas | Mamás al borde de un ataque de besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s