Ponte, ponle…protección solar

Parecía que no iba a llegar nunca el verano, pero ya lo tenemos aquí, a lo mejor no con tanta fuerza como otros años, pero el calor empieza a hacernos sudar y a quemarnos la piel si no vamos con cuidado.

niña_quemadura

Todos sabemos de la importancia de proteger a nuestros peques del Sol en verano, pero nos hartamos de ver en la playa a niños expuestos al Sol sin ningun tipo de protección durante las horas de máxima insolación. La información sobre las consecuencias de esta irresponsabilidad las conocemos, entonces me pregunto, ¿por qué no ponemos remedio? ¿por qué no aplicamos las medidas de protección necesarias para evitar que los rayos solares les dañen? supongo que porque las consecuencias de esta irresponsabilidad no se aprecían a corto plazo como pasa con otras enfermedades. Sí, si te pasas exponiéndote al Sol te quemas y te pica, pero las consecuencias más graves no salen ese mismo día, ni al día siguiente, sinó al cabo de años y a veces muchos años, y esta larga distancia entre la exposición y la enfermedad es lo que nos hace bajar la guardia y tener la falsa sensación que por quemarnos no pasa nada. Pero sí pasa:

  • La piel se puede quemar, irritar y secar.
  • Podemos sufrir envejecimiento prematuro.
  • Podemos desarrollar manchas y arrugas.
  • Facilita la aparicion de problemas de visión como las cataratas.
  • Y lo más importante: tenemos más probabilidades de sufrir cáncer.

Y, ¿qué pasa con nuestros peques? Si protegernos nosotros del Sol es importante, lo es más proteger a nuestros peques. Leí hace unos días que hasta que los niños no tienen 12 años su piel no obtiene lo que se llama “madurez cutánea”, es decir, que hasta esa edad no tienen la misma protección que un adulto, ya que su piel es más fina, vulnerable y permeable. Así que si queréis evitar que vuestros peques puedan sufrir graves consecuencias en un futuro por culta de la exposición al Sol no olvidéis estos consejos, fáciles y muy importantes:

  • No exponerlos al sol antes de los seis meses, pues su piel es muy sensible, se queman y se deshidratan con mucha facilidad. Y de los 6 meses hasta los 3 años, si se exponen al sol que sea por muy poco tiempo y muy muy muy muy bien protegidos.
  • Utilizar una crema solar con factor de protección alto y especial para niños (hipoalergénica, probada bajo control pediátrico, resistente al agua y a la arena y con filtros que protejan de los rayos UVA, UVB e infrarojos).
  • Aplicar la crema solar como mínimo 30 minutos antes de exponerse al sol y después cada 2 horas o después de cada baño.
  • Sobretodo aplica bien la crema en la espalda, rostro, nariz, pómulos, hombros, zona superior de los muslos, la planta de los pies y el empeine, orejas y nuca.
  • Ponerles gorra y camiseta, sobretodo a aquellos niños con una piel más sensible.
  • Ponerles gafas de sol, sobretodo en playas de arena blanca.
  • No olvides la sombrilla en la playa.
  • Hidratarlos constantemente con agua y/o zumos de frutas naturales.
  • No ir a la playa o a la piscina durante las horas de máxima insolación, de las 12h a las 16h.
  • Después de estar expuesto al sol ducharles con agua tibia y un jabón con pH neutro y aplicarles una crema hidratante especial para niños para reponer el nivel hídrico de la piel.
  • No nos fiemos de los días nublados, las nubes sólo detienen los rayos infrarojos, pero no los rayos UVA y UVB. Lo mismo pasa con las sombrillas.
  • Y si observamos alguna reacción estraña en su piel, acudir a médico.

kit_sol

Estos consejos son igual de buenos para todos nosotros. Así que papis, mamis, abuelos, abuelas, tites y titas…disfrutemos del verano, disfrutemos de la playa y de la piscina, pero siempre con precaución y responsabilidad. Más vale prevenir, que curar.

Anuncios

2 pensamientos en “Ponte, ponle…protección solar

  1. Hola guapa!

    Lo que dices es una verdad como un castillo. Pero te voy a decir más…

    Las quemaduras solares cuando cubren más del 50% del cuerpo, cosa que en la playa y en la piscina, es lo más normal, se consideran quemaduras de primer grado GRAVES. Lo que ocurre es que después de un día de playa en el que uno se quema no se va a urgencias, pero no porque no sea grave.

    Es importante que le demos la importancia que tiene. No exagerar, que tampoco hay que ser unos histéricos, pero sí tomar todas las precauciones. No sirve llegar a la playa darle una capita de crema y se acabó, hay que repetir las aplicaciones periódicamente.

    Me ha gustado mucho!!!!

    Un besote! 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s