Adiós al pañal (3a parte: la meta)

Ha llegado a la meta como una bala y sin parar en boxes. Así es como resumiría la experiencia de la operación Adiós al pañal. Como os conté, decidimos empezar la operación pañal hará ahora más o menos un mes (1a parte: se acerca el momento). Para entonces era la típica mamá primeriza indecisa: ¿estará preparado?¿orinal o reductor?, ¿cuántos calzoncillos compro? ¿lo pongo a mear de pie o sentado?¿…? pero un mes después soy una mamá orgullosa que se regocija al poder contaros a través de estas líneas que el peque es todo un campeón.

Como también os conté en la 2a parte: empieza la aventura, des del primer día el peque nos dejó pasmaos, pues comprobamos des del primer día que tenía muy buen dominio de sus esfínteres. El único obstáculo que tuvimos que lidiar fue que no quería hacer caca ni encima de los calzoncillos ni en el water. Acabó en estreñimiento y al cabo de 3 días con supositorio de glicerina. Cuando nuevamente llevaba tres días sin hacer caca sólo tuve que enseñarle el supositorio para que fuera al water a hacer sus deposiciones y perdiera el miedo a cagar donde toca: en la taza blanca.

En este mes puedo enorgullecerme de no haber tenido que quitar ni una caquita ni una meada de los calzoncillos, a excepción del primer día que se nos olvidó ponerle a mear durante más de 2 horas y alguna que otra bolita de petanca que como también ya os expliqué tuvimos que recoger del pasillo. El cajón está repleto de calzoncillos, demasiados! pues utiliza uno por día, como todo el mundo. Ya me temo que se les quedará pequeños y no los habrá aprovechado.

A la semana de quitarle el pañal durante el día el peque empezó a no querer que se lo pusiéramos tampoco para dormir. Nosotros se lo poníamos al principio por “si a caso” pero enseguida vimos que no los mojaba. Así que a las 2 semanas de empezar a quitarle el pañal ya no se lo poníamos para la siesta (y mira que hace unas siestas de 2 o 3 horas). Y a las 3 semanas ya se lo quitamos también por la noche. Fue él mismo quien nos lo pidió y nos pegaba patadas cada vez que le intentábamos poner el pañal. Al ver que él no lo quería y que además no lo mojaba un día le dijimos:

“Peque, vale, esta noche no te ponemos el pañal, fíjate bien que vas en calzoncillos y si te meas te mojarás. Si tienes pipi nos llamas y te llevamos al lavabo”.

Y dicho y hecho. Desde ese día duerme por al noche del tirón, de 9 de la noche a 8 de la mañana, y sin mojar. Lo que digo, un campeón!.

¿Y de toda esta experiencia qué consejos os podría dar? pues…

1. Es ideal que desde bien chiquitines vean que lo de ir al water es una cosa de lo más natural en la familia. Dejad que os acompañe, y, aunque pueda sonar “marrano”, dejad que vea lo qué haceis, e id explicándole de qué va el tema. Aunque no os lo parezca, se quedan con todo.

2. Las prisas no siempre son buenas. Pasad de lo que os digan los demás. Cuando llegue el momento de quitarle el pañal, lo sabréis.

3. No hagais mucho caso a eso que dicen que hasta que el peque deje de mojar el pañal durante algunas horas al día no está preparado. Como os conté mi peque siempre mojaba el pañal, hasta el día antes de empezar la operación Adiós pañal. Y mirad qué resultados ha tenido!.

4. Además del peque, es importante que vosotros, los padres, también estéis preparados. Si vivís un momento de estrés o veis que no podeis estar por el tema al 100% dejadlo para más adelante.

5. Sí, es verdad, lo mejor es iniciar el Adiós al pañal con el buen tiempo: menos ropita y si hay algun escape y no puedes cambiarlo al instante no es tan grave cómo cuando hace frío.

6. Protector de sillita de coche, ¿si o no?. Mira que me llegué a preocupar por esa tontería, e incluso estuve a punto de gastarme 12 euros en un protector especial. Suerte que no lo hice! cogí una toalla vieja, la rajé y se la puse en la sillita. Sólo la tuve puesta durante 2 semanas. Al ver que no se le escapaba el pipi se la quité y punto.

7. Si tu peque también se niega a hacer caca en el water y se queda estreñido…no lo dudes, hazle una dieta con mucha fibra: cereales superfibra, verdurita, etc…para facilitarle la faena. Piensa que si va estreñido, al principio no tienen paciencia para estar sentados en el wáter mucho rato y lo pasan fatal. Así que mejor que vayan ligeritos, aunque sin pasarnos, eh?

8. ¡No es tan difícil que meen de pie los niños! sólo hay un truco: inclinarlos hacia delante para que no se mojen los pantalones. Parece una tontería, pero a una novata cómo yo le costó 3 o 4 meadas en el pantalón hasta encontrar la postura.

9. Lo que sí es difícil es limpiarle el culito y que quede limpio! no veais la de papel que gastaba al principio hasta que el peque me enseñó. Un día se agachó hasta poner las manos en el suelo dejando el culo en pompas y me dijo: “así mamá, Montse así“. Y así descubrí que Montse, su profesora, le hacía poner así y, oye, qué bien va!

10. Y lo último, aunque no menos importante: no os paseis con los calzoncillos (o braguitas)! que no vivimos en la conchinchina y de calzoncillos y braguitas encontramos en cualquier esquina o en el mercadillo de al lado. Mejor comprar unos cuántos para el principio y después segun veamos cómo va el tema decidir si comprar más o no. ¡Yo me pasé comprando calzoncillos para nada!!

Y para cerrar este post sólo me queda decir…CONSEGUIDOOOOO, un mes y ADIÓS AL PAÑAL!! y mi bolso ahora canta ésto de…

___________

Adiós al pañal (1a parte: se acerca el momento)

Adiós al pañal (2a parte: empieza la aventura)

 

Anuncios

10 pensamientos en “Adiós al pañal (3a parte: la meta)

  1. es todo un campeón,a veces no sabemos valorar a los niños con la escusa de que son pequeños y no se enteran,pero pronto nos demuestran lo equivocados que estamos y lo listos que son.

  2. Pingback: Premio best blog award | Mamás al borde de un ataque de besos

  3. Pingback: Adiós al pañal (2a parte: “empieza la aventura”) | Mamás al borde de un ataque de besos

  4. Pingback: Feliz 3 cumpleaños! | Mamás al borde de un ataque de besos

  5. Pingback: Primer blog-aniversario | Mamás al borde de un ataque de besos

  6. Pingback: Adiós al pañal (1a parte: “se acerca el momento”) | Mamás al borde de un ataque de besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s